Un amor imposible en la Corte danesa

Llegamos a la época más “hygge” del año o, dicho de otro modo, la época en la que el cuerpo nos pide sofá y manta. ¿Y qué mejor compañía que la de un buen libro mientras fuera la lluvia cae? Mi propuesta viene de la mano del escritor y periodista sueco Per Olov Enquist, y su novela “La visita del médico de cámara” publicada en el año 2002.

Basada en hechos reales, la novela nos transporta a la corte danesa en el siglo XVIII gobernada por un rey esquizofrénico, un médico con ideas revolucionarias y unos nobles con pocas ganas de perder sus privilegios. En el año 1776, tras la muerte del rey Federico V, es coronado su hijo Christian VII -un joven con graves problemas mentales- al que casan con una princesa de origen inglés: la princesa Carolina Matilde de Gran Bretaña. Al poco tiempo del enlace, la nueva reina de los daneses comienza a darse cuenta de los graves problemas psíquicos de su esposo. La difícil convivencia con el monarca y la tensa relación con una suegra entrometida, fueron el cóctel perfecto para que la joven Carolina Matilde cayera en una depresión que desaparece cuando llega a la corte el médico alemán Johann Friedrich Struensse.

Rápidamente, la reina y el médico comienzan una historia de amor que va más allá de los sentimientos. Dada la incapacidad del rey Christian VII para gobernar, el médico alemán fue, lentamente, ganándose la confianza del monarca hasta delegar en él todas las tareas de gobierno, mientras mantenía una apasionada relación con la reina. Juntos, la reina y el médico, aprovecharon la ocasión para introducir las ideas ilustradas que recorrían la Europa de aquel entonces, y que suponían una amenaza para el poder establecido.

Carolina Matilde y Johann Struensse mantuvieron una intensa correspondencia con Voltaire, uno de los principales precursores de la Ilustración francesa, que sirvió como inspiración para la introducción de las ideas ilustradas en el reino danés. La libertad de prensa, la abolición de la tortura, la prohibición del comercio de esclavos en las colonias danesas… fueron algunas de las medidas aprobadas durante el gobierno en la sombra de Struensse. Pero como todo amor imposible, éste también tuvo un trágico final: El gran error de Struensse fue tratar de acabar con los privilegios feudales y nobiliarios, y los nobles que vivían en la corte y se aprovechaban de la debilidad del enfermo monarca para aumentar sus derechos, no estaban dispuestos a perder ni un ápice de su poder.

Es en este momento que empiezan las conjuras e intrigas palaciegas que pondrán fin a la preciosa historia de amor entre Carolina Matilde y Johann Struensse, y acabaran con el progreso y la modernización en el Reino de Dinamarca.

Si no pueden esperar para saber más sobre este trágico romance, hay una película danesa titulada “En Kongelig affære” -Un Asunto Real en español- protagonizada por una brillante Alicia Vikander y el atractivo Mads Mikkelsen. Un buen plan para sobrevivir al invierno escandinavo.

-Imagen superior: Retrato de la Reina Carolina Matilde de Dinamarca- Castillo de Rosenborg.

-La Reina Carolina Matilde de Dinamarca por Francis Cotes.

-Johann F. Struensse.

-El rey Christian VII por Alexander Roslin- Castillo de Rosenborg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *